Madre fracturó 300 veces a su hija por un buen motivo

Familia 188 Visitas

madre-fracturo-300-veces-a-su-hija-por-un-buen-motivo-conocelo

Madre fracturó 300 veces a su hija por un buen motivo, conócelo. A continuación tendrás una historia de vida difícil, que muestra lo que una madre es capaz de hacer por sus hijos.

Esta familia vivió en el infierno por cuatro meses. Durante este lapso, la madre tuvo que fracturar la pierna de su hija tres veces por día. ¿Cuál fue su motivo? Que su pequeña hija Elsie nació con una discapacidad, que en caso de no ser tratada impediría que su cadera se forme con normalidad.

Esta anomalía hizo que Elsie tuviera una pierna más corta que otra. Su extremidad izquierda llegaba hasta la altura de la rodilla de su pierna derecha. Por lo tanto, había que realizar un tratamiento para que la misma llegue a su nivel normal.

El tratamiento mediante fractura fue la última alternativa a la que tuvieron que acudir los médicos, ya que no existía ninguna cirugía posible. Mediante la realización de tres fracturas por día durante cuatro meses, Elsie podría corregir sus huesos para que crecieran correctamente.
Su madre Jackie de 28 años no tuvo más opción que ser ella misma quien aplicara este tratamiento. Se debió enfrentar al gran dilema de saber que causaría un dolor constante a su hija durante 16 semanas, sabiendo que en realidad estaba haciendo lo correcto mientras observaba las lágrimas de dolor de la criatura.

Este caso ocurrió en Michigan. ¿Qué ocurriría si Jackie no realizaba las más de cien fracturas? En primer lugar Elsie tendría malformada la cadera, y con el transcurso del tiempo habría que amputarle la pierna.
¿Cómo se realizaban las fracturas? Para esta grave tarea el cuerpo de médicos ideó un sistema de tornillos. El mismo se activaba mediante la pulsación de un botón y separaba la tibia del fémur.
Transcurrido esos cuatro meses, Elsie tenía ambas piernas en el mismo nivel. Sin embargo, el tratamiento aún no había finalizado. Los médicos debieron someter a la pequeña a una cirugía que reconstruyó la rodilla, tibia y cadera.

A pesar de que la niña contó con medicación durante el tratamiento, no era suficiente para evitar que sintiera dolor.
Por fortuna para Elsie y su familia, con el tratamiento y las cirugías la pequeña ya tenía su sistema óseo reconstruido a la perfección. Luego fue cuestión de esperar unos meses a que Elsie se recuperara.
Actualmente la pequeña valiente se recuperó por completo y disfruta de una vida normal.

Compartir

Comentarios