Hombre abandonó a su amante embarazada y recibió una sorpresa

Familia 214 Visitas

hombre-abandono-a-su-amante-embarazada-y-recibio-una-sorpresa

Hombre abandonó a su amante embarazada y recibió una sorpresa. Nueve meses después esta persona ingresó a su casa y su esposa lo estaba esperando con una cara extraña y una carta en la mano.

La siguiente historia se trata de un hombre casado que le fue infiel a su esposa con una mujer italiana durante muchos años. Un día su amante le tuvo que dar la noticia de que quedó embarazada
Ante esta situación, el hombre obligó a su amante a que regrese a su Italia natal, con el objetivo de que el hijo que engendró en el contexto de la infidelidad no se diera a conocer en su entorno privado. A cambio del silencio, este hombre se comprometió a enviarle una gran suma de dinero todos los meses, hasta que su hijo se vuelva mayor de edad.
Este macabro plan se llevó a cabo con el objetivo de mantener el secreto, ya que para este sujeto de ninguna manera quería que se terminara su matrimonio. Además de conservar el secreto, la reputación para este hombre lo era todo, y para conservarla era capaz de esconder a su propio hijo.

El último detalle que quedaba por definir, era la forma en la cual la amante lo notificaría cuando naciera el niño. Ambos acordaron que cuando esta criatura naciera, la mujer italiana debería enviarle una carta cuya tarjeta postal dijera “Espaguetti”. Luego de pactar este código la amante volvió a su país y nunca se volvieron a ver. Durante los nueve meses de gestación el hombre envió de manera secreta dinero para la manutención y silencio de su amante.

Nueve meses más tarde, esta persona volvió a su casa del trabajo. Su esposa lo esperó y le comentó que estaba extrañada por una carta que había recibido. Cuando el hombre oyó esto se dio cuenta de que se trataba, entonces se apresuró en abrir la carta y al leer su contenido se desmayó. Su esposa, extrañada, no entendía el contenido que decía: “Espaguetti, espaguetti, espaguetti, espaguetti, espaguetti. Tres con albóndigas, dos sencillos. Solicito que me envíes más salsa”.
Como te habrás imaginado, esta situación estaba fuera de todo lo que el hombre tenía pensado.

Esta historia es un claro ejemplo de que siempre debe pensarse en las consecuencias de las actividades que uno realiza en el presente. En el caso de actuar de manera irresponsable, no debería sorprendernos la llegada de alguna mala noticia en el futuro.

Compartir

Comentarios