¿Porqué una madre confunde los nombres de sus hijos

Familia 466 Visitas

¿Porque una madre confunde los nombres de sus hijos

Conoce los patrones por los cuales toda madre suele confundirse al llamar a sus hijos.

Si tienes hermanos te sentirás identificado con el hecho de que tu madre utilice el nombre de tu hermano para dirigirse a ti y viceversa. Es común que te fastidies e incluso te preocupes, pero no debes hacer nada de esto, ya que la confusión responde ciertos patrones naturales.

Memory and Cognition es una revista de índole científico que llevó a cabo esta investigación. ¿Qué conclusión obtuvo? Que cuando una madre no recuerda el nombre de una persona, utiliza el de otro que pertenece al mismo grupo social, ya que es una forma de afirmar a aquellas personas que considera como parte de su círculo íntimo.

De esta investigación también se desprendió que la confusión de nombres no solamente se realiza con los hijos, sino que un 42% de los casos también se utiliza el nombre de la mascota. En este caso, significa que la persona pondera de la misma manera a su mascota que a sus hijos.

La institución norteamericana Duke University también realizó un estudio para averiguar la causa de estas confusiones. El grupo de neurólogos y psicólogos llegó a la conclusión de que una madre confunde los nombres de sus hijos por un error cognitivo. La posibilidad de mezclar los alias se incrementa cuando los miembros de la familia poseen nombres fonéticamente similares.

La confusión al momento de llamar a los hijos también se genera porque el cerebro relaciona los nombres por grupos. De esta manera, como desde el punto de vista de la madre cualquiera de sus hijos pertenece al mismo grupo social, el cerebro puede establecer relaciones que vayan más rápido que sus pensamientos. Por este motivo es que cuando se produce el error la madre lo detecta y corrige al instante.

Al igual que en el estudio de la revista, la universidad también reconoció que esta situación ocurre con las mascotas, en los casos que la mujer la considera como a un hijo más.

En conclusión, tienes que saber que no existe forma de evitar esta situación, ya que su origen yace en las relaciones que establece el cerebro. Por lo tanto, no tienes forma de modificar el comportamiento natural de la mente.
Por otra parte, debes tener la seguridad de que se trata de algo normal, y que algunas personas suelen cometer este error con más frecuencia que otras.

Compartir

Comentarios